11.12.2009 00:17

Medicina alternativa en el embarazo debe ser complemento de la tradicional/ABC del Bebé

El yoga es una técnica que le ayuda a la gestante a relajarse y a aprender a aceptarse como es y a pensar que todo va a salir bien. También logra conectarse afectivamente mejor con su hijo.

Su indicación debe hacerse en casos específicos y se tiene en cuenta la historia médica de la gestante.

Terapias y técnicas alternativas como la homeopatía, el yoga, la acupuntura, las esencias florales y la moxibustión (calentar puntos de acupuntura) sirven para aliviar malestares particulares del embarazo, teniendo en cuenta los antecedentes médicos de la paciente y como complemento de la medicina convencional.

"Sólo en casos muy específicos pueden llegar a convertirse en la primera elección después de haber agotado todas las posibilidades que los tratamientos tradicionales ofrecen".

Santiago Rojas, médico bioenergético, explica que el uso adecuado e indicado de las terapias alternativas da muy buenos resultados y complementa el trabajo del ginecólogo.

Bondades del yoga

Esta técnica de relajación y pensamiento positivo ayuda a tranquilizar a la madre y la une afectivamente a su bebé. "Una gestante que practica yoga no solo aprende a respirar, a meditar y a relajarse, sino que va a tener tranquilidad mental", afirma Ana María de Caballero, profesora certificada de yoga.

Con las posturas, dice, la gestante aprende a dominar su cuerpo y a manejar su parte emocional. Está demostrado, igualmente, que el yoga ayuda a disminuir los dolores de espalda.

Homeopatía y terapia floral

Las dos son útiles para aliviar síntomas secundarios del embarazo, como ansiedad emocional, náuseas, gastritis, estreñimiento y dolores de espalda. También se usa en casos de infertilidad.

El ginecólogo bioenergético Mario Galindo indica que para diagnosticar y orientar a la paciente sobre cuál de estas dos terapias es la más adecuada, se le debe realizar un examen que incluya evaluación física, emocional y mental.

Se valora, por ejemplo, el origen de un malestar específico (puede ser muscular o emocional). En el caso de estrés generado por una circunstancia en particular, las esencias florales son indicadas.

Acupuntura

Es muy efectiva para tratar, por ejemplo, la hiperemesis gravídica (náuseas y vómitos persistentes durante el embarazo).

También se utiliza cuando hay amenaza de aborto y aborto recurrente.

"Las molestias bajitas o de la pelvis, desde el punto de vista de la acupuntura, son provocadas por un desequilibrio entre la energía del bazo y la energía del hígado. Si uno reequilibra la energía de esos órganos, la gestante se recupera de las dolencias", dice Carlos Raúl Gutiérrez, médico de la Universidad Nacional y acupunturista.

Para los mareos

Las náuseas, los mareos y los vómitos se pueden controlar.

Mario Galindo, ginecólogo bioenergético, sostiene que para prevenir las náuseas la gestante puede fraccionar la dieta (comer cada tres horas y en porciones pequeñas), tomar líquidos fríos o chupar hielo y comer fibra.

En cuanto a la terapia floral, afirma que se obtienen buenos resultados con el nogal y la mostaza, que dan ánimo, confianza y mejoran la depresión.

El manzano corrige la repulsión a la comida y cuando hay vómito hay que vigilar la hidratación.

—————

Volver


Contacto

Enfermería GN

Municipio El Hatillo.

+58 2123198496



Contador gratis Enfermería Gn.  Dale la mejor satisfacción a tu salud!!
Image by Cool Text: Logo and Button Generator - Create Your Own
widgeo.net
People Directory hosting joomla